De lluvias, buzones y el Ingeniero Baigorri.

Cuenta las crónicas periodísticas de los años 30´, llque en la nochebuena del año 1937 sucedió un hecho muy difícil de explicar, “Un ingeniero argentino hizo llover artificialmente en Santiago del Estero. Y nada menos que 60 milímetros, tras tres años de sequía y un pronóstico que no lo anticipaba.

Pero, ¿Qué había sucedido realmente? Juan Baigorri Velar, el hombre en cuestión, un Entrerriano especialista en petróleo (había trabajado con Enrique Mosconi en la reciente creada YPF, Yacimientos petrolíferos fiscales),  había creado un aparato que consistía en una caja que funcionaba con una batería eléctrica, la combinación de metales radioactivos mezclados con sustancias químicas y dos antenas, una de polo positivo y otra de polo negativo, que emitían ondas electromagnéticas que producía una acumulación de calorías que desataba el desequilibrio y las tan ansiadas lluvias.  

La gente cantaba “QUE LLUEVA, QUE LLUEVA/ BAIGORRI ESTA EN LA CUEVA/ ENCHUFA EL APARATO/ Y LLUEVE A CADA RATO”.

Así durante casi 20 años, fue a donde lo llamasen, llevando su secreta máquina y con ella la lluvia, ¿pero qué tienen que ver los buzones?, pues bien, también fue el creador del Buzón automático tal como cuenta un artículo del diario “La calle” del 14 de diciembre de 1929.

Este “Buzbuzzzzzzzzzzzzzzzón automático” a diferencia de los tradicionales, tenía un cierre automático en el saco (depósito de la correspondencia) que aislaba por completo el contacto del buzonista con las cartas impidiendo la extracción de las mismas, sin que esto sea por ya suficiente, tenía la capacidad de clasificar la correspondencia en dos categorías: impresos y cartas, simplificando así el trabajo del personal, que ni siquiera tenía que cerrar el buzón, ya que éste lo hacía automáticamente al colocarse el saco vacío! También al igual que los tradicionales colocados a partir de 1930, este buzón iba sobre un pilar de cemento y no directamente al piso,  No sabemos si se usó alguna vez y al igual que la máquina de lluvias, nada se sabe de su paradero, pero sin dudas vale la pena investigar y encontrarse con estas historias de hombres olvidados que pusieron su inteligencia al servicio de la gente.


Más información sobre la vida del Ing. Baigorri y las lluvias :

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-5125-2009-02-22.html 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s